Estructuración de proyectos

Fondo Verde para el Clima

El Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés), fue creado en 2011.

La misión del GCF es aumentar el financiamiento dedicado a la lucha contra el cambio climático al movilizar fondos para infraestructura y proyectos resilientes y bajos en carbono.

El fondo financia proyectos, programas, políticas y otras actividades en todos los países en desarrollo. El fondo financia actividades para la habilitación y apoyo a la adaptación, mitigación (incluyendo REDD+), desarrollo y transferencia de tecnología (incluyendo secuestro y almacenamiento de carbono), construcción de capacidades y la preparación de informes nacionales.

Los países receptores pueden presentar propuestas de financiamiento que propongan y establezcan si las mismas cumplen determinadas normas fiduciarias a través de las Autoridades Nacionales Designadas, entidades de implementación acreditadas subnacionales, nacionales y regionales. También se puede acceder a financiación del Fondo Verde para el Clima a través de entidades de implementación multilaterales, tales como los bancos de desarrollo multilaterales y los organismos de las Naciones Unidas.

Para maximizar los beneficios de mitigación y adaptación el Fondo ha identificado 5 prioridades de inversión:

  • Modificar procesos de generación de energía y su acceso
  • Transformar ciudades adaptables al cambio climático
  • Apoyo a la agricultura resiliente y de bajas emisiones
  • Apalancamiento de financiamiento para bosques y cambio climático
  • Aumento de resiliencia en las pequeñas islas estados
 
redes sociales