Bonos Verdes

El cambio climático es el más grande desafío que enfrentamos a nivel global. Los costos de la inacción superan por mucho las inversiones necesarias para evitar efectos climáticos irreversibles. De no realizar las inversiones necesarias, el PIB de México podría perder hasta el 3.7% para 2050 (INECC).

Desde 2012, el mercado de bonos verdes ha crecido de manera exponencial. Logrando en 2017 una emisión anual de 167.3 mil millones de dólares, una penetración alrededor del mundo, una creciente variedad de estructuras de bonos, una enorme diversidad de emisores así como un creciente apetito por este tipo de instrumentos por parte de inversionistas institucionales. 

En México existe gran potencial para construir infraestructura verde más allá de energías renovables, principalmente en proyectos y/o activos de: redes de transporte limpio, eficiencia energética, agua y desechos, uso de suelos, agricultura, etc. El surgimiento de este nuevo mercado presenta un gran potencial de inversión climática y un mecanismo eficiente para mobilizar el capital público y privado hacia la inversión necesaria para enfrentar el enorme reto que representa el cambio climático.

 
redes sociales